2da Jornada Foro Ambiental

La gestión del agua, el futuro Parque Nacional Sierra de las Nieves y las especies invasoras, a debate en el I Foro Ambiental UNED Málaga

La próxima catalogación de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional mejorará la sensibilización ambiental, el fomento de la investigación científica y el desarrollo sostenible de un paraje natural que hoy ocupa 20.000 hectáreas y que tendrá 23.000 cuando obtenga esta máxima calificación por parte del Estado.

Así lo ha explicado Montserrat Fernández, directora adjunta del Organismo Autónomo Parques Nacionales, en el Foro Ambiental UNED Málaga (FAUM), que ha reunido asimismo a prestigiosos especialistas en gestión medioambiental y de la Universidad para analizar el que va a ser de los hitos naturales más importantes de la provincia de Málaga.

El Palacio de la Marina ha acogido este acto, en el que han participado además Rafael Haro, director conservador del Parque Natural Sierra de las Nieves; María Luisa Gómez, presidenta de la Junta Rectora del parque; José Antonio Víquez, geógrafo y alcalde de Yunquera, y Carlos Guerrero, educador ambiental y especialista en turismo activo.

Estos expertos han analizado los retos y oportunidades que implica la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional, que será el más meridional de España. Esta circunstancia le permitirá jugar un papel fundamental en diferentes programas de seguimiento de procesos naturales que se producen en el sur de la Península Ibérica y el norte de África, desde el punto de vista de la flora y la fauna.

Diez de 27 sistemas naturales que exige la ley

Rafael Haro, el actual director conservador del parque natural, ha recordado en su intervención que la Sierra de las Nieves reúne al menos diez sistemas naturales de los 27 que figuran en la Ley de Parques Nacionales, “que es una representación muy destacada”.

Entre ellos ha enumerado, aparte del pinsapar, las peridotitas, el macizo kárstico, los pastizales de alta montaña, quejigales, encinares, acebuchales, sabinares o enebral.

“La situación geográfica de la Sierra de las Nieves, su pluviometría de más de 1.000 milímetros al año, la complejidad geológica o su gran rango altudinal provocan una amplia variedad de hábitats y especies, algunas de ellas exclusivas”, ha explicado.

En este punto, Montserrat Fernández ha expuesto entre los retos que se deben afrontar la relación entre la sensibilización ambiental de la sociedad y la gestión del Parque Nacional. Las medidas necesarias se incluyen en el Plan Director de la Red de Parques Nacionales, entre las que ha destacado los estudios de capacidad de acogida y ocupación o el ecoturismo, tema en el que también ha incidido Carlos Guerrero.

María Luisa Gómez, por su parte, ha destacado la singularidad del pinsapar como identidad básica del futuro Parque Nacionalcomo identidad básica del futuro Parque Nacional Sierra de las Nieves, “fruto de la altitud y de la circulación general atmosférica”, que es la gran importancia de la biodiversidad reconocida en la zona.

Por su parte, el alcalde de Yunquera ha explicado que en las últimas décadas se ha realizado una importante labor de concienciación social sobre la importancia de la declaración de la Sierra de las Nieves como territorio protegido, primero en 1989 al ser catalogado como Parque Natural y después como Reserva de la Biosfera en 1995.

“Desde tiempo inmemorial, los habitantes de Yunquera han sido conscientes de la riqueza natural de su sierra y sobre todo del pinsapar, único en el mundo”, ha asegurado el alcalde, pero ha recordado que la catalogación de 1989 se hizo “a espaldas de la tradición y la forma de vida de los habitantes, sin explicaciones”.

“Eso varió la percepción y la relación de los ciudadanos con la Sierra de las Nieves, pero afortunadamente ya ha cambiado y ahora todos somos plenamente conscientes de la importancia de ser Parque Nacional para la protección y el futuro del paraje”, ha concluido.